Perspectivas económicas para 2020 2021 Argentina

Explicado para audiencia de no-economistas, en esta primera parte, hacemos una estimación de los principales indicadores macroeconómicos de Argentina para el corto plazo, y por qué creemos que el país va rumbo a una nueva catástrofe:

  • La inflación debería ubicarse antes de fin de año el entorno de 70%-100% anual de piso si se mide bien en los siguientes dos trimestres de 2020, con potencial de crecer a un 300%-500% anual a mediados de 2021
  • El dólar libre, se estima a fin de año en 200 pesos de piso, con potencial de crecer a 300-500 hacia mediados de 2021, dependiendo del nivel de caída de la demanda de dinero (de pesos) y la política monetaria de absorción de pesos (la tasa de interés)
  • Como es improbable que el gobierno absorba pesos subiendo la tasa de interés lo necesario, para maquillar algunos de estos efectos utilizando el manual clásico argentino-peronista, se iría a una confiscación de fondos de privados, es decir congelando depósitos bancarios, y dando bonos a los bancos que toman dinero de ahorristas para prestarle al gobierno en forma de Leliqs o Pases. Esto se podría explicar como una mezcla híbrida de Plan Bonex con Corralito
  • En el medio de la desesperación, ya que todo gobierno sabe que un Corralito o Hiper Inflación se lleva puesto a los políticos, estimamos que el gobierno podría tomar medidas mas extremas para prolongar su permanencia:
    • Suba extrema de impuestos. Especialmente al campo, ya que los dólares reales de la exportación de soja, con un peso hiper devaluado, pueden sostener muchos planes sociales, empleos públicos y todo el clientelismo. Esto reduciría el déficit fiscal, y por lo tanto la emisión y la mega inflación
    • Absoluto control de toda la economía por parte del estado, incluyendo leyes punitivas por precios que redunden en clausuras y confiscaciones
    • Dilapidación de cualquier activo líquido o semi líquido. Esto comenzaría claramente por las acciones que tiene el ANSES de empresas privadas con cotización pública, en manos del Estado mediante la expropiación de los fondos de ahorro de los fondos de pensión de los privados que estaban en las cuentas personales de los aportantes de las AFJPs.
    • Podrían existir medidas muy extremas de resignación de soberanía territorial a cambio de fondos con el eje China, Rusia, Irán. Tanto China como Rusia podrían fondear la subsistencia de una clase política argentina en un país que se hunda de a poco, con apoyo de las masas peronistas, con muy poco esfuerzo, evitando un caos total a la venezolana. Sin embargo, estas opciones geopolíticas exceden el nivel intelectual, y por mucho, el de poder de gente limitada como los Fernández, que en el fondo son gente básica que le tiene miedo a Estados Unidos y quieren usar un iPhone. Ambos saben que una eventual alineación de su gobiernos con el nuevo “eje del mal” traería una persecución implacable del Departamento de Estado, gobierne Trump o Biden, y de Israel, que eventualmente expondría sus dineros mal habidos.

Hiperinflación

Por qué la inflación actual no es la reflejada por el INDEC y ya está a nivel Hiper Inflación

Por convención entre economistas, se considera hiperinflación cuando los precios crecen un 50% mensual o mas. Aunque desde el punto de vista contemporáneo, para el que el problema de la inflación ha sido domado a nivel global, la hiperinflación se refiere a un inflación anual superior al 100%.

Para que suceda un evento de hiperinflación, algo absolutamente raro para el mundo actual, generalmente se requiere una combinación de factores que el Gobierno peronista está cumpliendo detalladamente:

Mega emisión monetaria

La Inflación es un fenómeno estrictamente monetario, que actúa con un delay de algunos meses. De hecho, parte del “milagro” de la baja inflación de los primeros meses pre-pandemia de Alberto Fernández tuvieron que ver con la emisión monetaria 0 del último intento de ajuste de Macri.

Para ver hacia donde se encamina la inflación en los próximos meses, sólo basta revisar algunos datos que hablan por si solos:

recaudacion impositiva vs emision monetaria argentina

En una carrera alocada para “generar recursos”, el gobierno emitió mas dinero de lo que recauda por impuestos en Abril y Mayo. El lo 70% esterilizó con Leliqs y Pases, pero eso genera (si no hay ajuste fiscal) mayor expectativa de emisión y un deficit cuasi fiscal por intereses que obliga a seguir emitiendo mas.

Al estar esa emisión absorbida por Leliqs, lo que están haciendo es patear la bomba de la hiperinflación unos meses mas adelante, pero esta vez no van a poder llegar al fin del mandato sin que explote.

La base monetaria es de 2.3 billones pesos a Junio 2020, y suman 2.4 billones entre las Leliq y Pases, una bomba de mega emisión futura, ya que nadie piensa que un gobierno peronista va a ahorrar para pagar esta deuda con recursos genuinos.

emision monetaria argentina 2020

Las máquinas de imprimir billetes de la Casa de Moneda y Ciccone no dieron a basto y hay que importar los papelitos de pesos.

Por qué parece que la inflación es baja?

El Índice de Precios minorista de junio 2020 dio 2,2% de inflación. Pero como se explicó en reiteradas ocasiones, una cosa es un Índice, y otra cosa es la Inflación:

  • Dentro de ese 2.2%, los alimentos, que tienen un peso de aproximadamente un tercio del índice, marcan un 1% de crecimiento. Eso es porque existen precios máximos fijados por el gobierno a muchos productos, que mas temprano que tarde terminan rebalsando el dique, o en desabastecimiento.
  • Muchos de los servicios y otros productos que mide el IPC en teoría no se pudieron relevar con encuestas por la Pandemia, por lo tanto se deja el mismo precio que el mes anterior
  • El Índice de Precios Mayoristas, también del INDEC, dio un 3.7%, con algunas limitaciones similares a la confección de IPC
  • El Índice de la Construcción dió 1.1%, pero con deflación de 0.7% para la mano de obra -sueldos en baja nominal- y un incremento de los materiales de construcción del 4.2%.
  • Las tarifas están artificialmente congeladas
  • El dólar oficial está anclado y los dólares libres manipulados y maniatados por regulaciones
  • Sabiendo que venía un nuevo gobierno peronista con control de precios, luego de la derrota de Macri en las primarias de Agosto 2019, muchas empresas grandes adelantaron fuertes aumentos de precios antes de la asunción de los Fernández en Diciembre 2019

Los únicos privilegiados son los ñoquis

El escenario descrito anteriormente asume que el Gobierno no hace lo que tendría que hacer cualquier Gobierno, y que tampoco quiso o pudo hacer Macri, que es hacer un plan para despedir al menos 2 millones de empleados estatales (generaría un ahorro de mas de 6 puntos del PBI) y dejar de subsidiar las tarifas de los servicios públicos. Estos planes cuentan con el consenso mundial sobre presupuestos balanceados, y podrían ser sostenidos por préstamos del Banco Mundial para reeducar ex empleados estatales innecesarios o financiar su (injusto) retiro.

Hoy queda en evidencia mas que nunca que existen argentinos de primera, los empleados públicos y planeros, y los de segunda, los ciudadanos del sector privado que producen y mantienen al resto.

Mientras que mas de 300.000 argentinos perdieron sus empleos, y otros cientos de miles o millones tuvieron que reducir sus ingresos desde la asunción del nuevo gobierno peronista, los casi 4 millones de empleados públicos siguen de vacaciones, sin reducción de sueldos, y sin la sensación de que sus trabajos peligran.

Es mas, el nuevo gobierno en cada Boletín Oficial anuncia con bajo perfil la nueva contratación de personal de direcciones jerárquicas del estado nacional con sueldos superiores a los 200.000 pesos. Así, cada nuevo gobierno va creando nuevas “capas geológicas” de gente que después no se puede despedir.

La destrucción del sector privado es inmensa y difícil de recuparar

Argentina tiene 22 millones de personas de oferta laboral (PEA), de las cuales 20 tiene algún tipo de trabajo o al menos recibe un sueldo aunque no trabaje (como la mayoría de los empleados públicos).

De esos 20 millones que “trabajan”, sólo 7.8 millones están en blanco como empleados (incluyendo los casi 4 millones de empleados públicos), el resto o son monotributistas, autónomos o trabajan en negro.

Existen 520.000 empleadores (“empresas”) registrados, pero 195.000 son empleadores de una sola persona (consorcios y auto empleo), 90.000 sólo tienen 2 empleados.

Por lo tanto, son sólo 150.000 entes los que emplean 7.3 millones de empleados en blanco (incluyendo a los estados nacional, provinciales y municipales, empresas estatales, sindicatos, etc.).

En lo que va de la gestión de los Fernández, 25.000 empleadores dejaron de aportar (que equivale a cierre prácticamente), por lo que 300.000 trabajadores dejaron de aportar. Y claramente no fueron los trabajadores estatales, que siguieron cobrando sus sueldos de privilegio, sin trabajar la mayoría de ellos quitando los empleados de campo de salud y seguridad (porque en estas áreas, muchas veces los ñoquis y militantes disfrazados de personal administrativo y jerárquico muchas veces cobra mas en conjunto que la totalidad de los policías, médicos y enfermeras).